23.4.09

Un sueño



Hoy he tenido un sueño. No ha sido un sueño en mitad de la noche. Ha sido al amanecer, justo en el momento en el que me despertaba. Lo apunto según viene: “Los seres humanos, habitantes del planeta tierra, estamos aún sometidos a las leyes del karma, es decir a las leyes de la muerte y del nacimiento. La nueva humanidad que está irrumpiendo tendrá otras leyes, el karma será eliminado de nuestras vidas y podremos cambiar de cuerpo como quien se quita un traje y se pone otro nuevo”.

 

Al amanecer del 18 de abril de 2009.

 

En la foto, el valle de Villeza, León.

4 comentarios:

Anónimo dijo...

GUIADO POR EL KARMA

"Glotón volvió un día y se colocó en la hierba alta justo fuera del círculo. "No sé por qué estoy aquí", dijo con la mirada perdida. "Supongo que es mi karma el que me ha traído."
Y preguntó Cuervo:"¿Es que no tienes opinión propia?".
"Simplemente, me dejo guiar",dijo Glotón.
Y dijo Cuervo: "Entonces, ¿qué pasa cuando un cazador coloca comida en una trampa?".
Glotón apoyó la cabeza sobre sus patas".

UN MAESTRO ZEN LLAMADO CUERVO. (Robert Aitken)

H.

Anónimo dijo...

Entiendo el karma, pero también me pierdo en ese concepto...

karma carmen

Anónimo dijo...

Efectivamente Carmen, también el karma es un concepto, y como tal concepto puede no ser real. Un concepto sin Amor no es nada, por eso es necesario investigar en profundidad, cada uno a su manera, a su ritmo y sin dogmas. Es curioso cómo algunos nos sacudimos los dogmas de toda la vida y rápidamente adquirimos unos nuevos…

El karma puede ser la consecuencia de nuestros actos en esta u otras vidas, pero cada uno debe percibir si en esos actos siente que hay intencionalidad, si no ve evidencias de intencionalidad no existe el karma, tampoco el pecado tal como lo entendemos, ni la culpa, ni muchas de esas cosas que siguen siendo estadios puramente mentales pero que los tratamos como demasiado reales cuando llegan a nosotros.

El karma es seguir habitando en la rueda del dolor y del sufrimiento, también del placer. Salirse de la rueda del karma es dejar de lado ese binomio.

Siempre que algo empieza también acaba, pero hay algo Algo que no ha tenido comienzo ni tendrá fin. Esa es siempre nuestra Eternidad.

Un abrazo.
Raúl.

Anónimo dijo...

Me has llegado al corazón,Raúl, y me identifico en muchas vivencias contigo...Gracias.