1.1.09

El Alma del Universo


¿Qué soy yo si no rescato mi alma de niño?

¿Quién soy yo si no comprendo a través de la conciencia de un niño?

La semilla se convierte en un brote diminuto, el brote diminuto en un árbol pequeño, el árbol pequeño en un árbol muy grande y ese árbol tan grande un día desaparece. No hay dolor. No hay drama.

La semilla del niño desaparece en el adolescente, el adolescente en un hombre maduro, el hombre maduro en un viejo, y ese hombre viejo también un día desaparece ¿Por qué ha de haber dolor? ¿Por qué ha de haber drama?

Las cosas de la vida deberían ser para nosotros como una diversión o un pasatiempos, porque en realidad nosotros lo que somos es el Alma del Universo.

 

La foto la hizo hace unos días un niño de seis años que en ese momento estaba delante de una hoguera... retratando un Fuego Verde...

 

Feliz Año Nuevo a todos.

5 comentarios:

Anónimo dijo...

Alma de la luz que todos tenemos y que no sabemos que disponemos de ella...

Gracias y feliz año.
Carmen.

Anónimo dijo...

!!!Ay Dios, he suspirado al leerlo, con la emoción en la piel...!!!

Eva

jg riobò dijo...

Del tronco del viejo árbol buen fuego sale, hasta verde.
Del viejo también saldrá buen fuego.

haideé dijo...

Por qué buscar la perfección si esta ya es...
Y de anciano a niño de nuevo, ciclo completo...
Belleza verde, verde belleza...

Ya desecha la confusión de quien era quien, aquí sigo...

Anónimo dijo...

No todo el mundo conserva su alma de niño, muchos la perdieron por el camino, otros la dejaron enterrada en el fondo de si mismos

Es al final de dar "toda la vuelta", cuando se es viejo, cuando se vuelve a mirar, y a sentir, como un niño. Cuando te des cuenta de la simpleza de las cosas, y de lo complicado que lo hicieste. Cuando aprecies lo sencillo, y entiendas que tu "misión" ha concluído. Cuando verdaderamente estés preparado para abrir otra "puerta". Cuando las cosas pasen por tu lado, y puedas mirarlas sin preocupación.

En ese momento serás "un niño viejo", dotado de sabiduría, y sentirás que eres el alma del universo.
Saludos
Henar.